Orar con el Diario de Sor Santa Faustina: La Divina Misericordia en mi alma.

Sábado, 25 de marzo de 2022:

EL REY DE MISERICORDIA SIEMPRE SALE A NUESTRO ENCUENTRO PARA COLMARNOS DE NUEVAS GRACIAS

1. ORACIÓN INICIAL


ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO (Cardenal Verdier)

Oh Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre
lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
Dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.
Dame acierto al empezar
dirección al progresar
y perfección al acabar.
Amén.

2. LECTURA

«(77) Una vez, después de la Santa Misa Salí al jardín para hacer la meditación; como a esa hora todavía no había pacientes, estaba relajada. Cuando meditaba sobre los beneficios de Dios, mi corazón se inflamó de un amor tan fuerte que me parecía que me reventaría el pecho. De repente Jesús se puso a mi lado y dijo: ¿Qué haces por aquí tan temprano? Contesté:  Medito sobre Ti, sobre Tu misericordia y sobre la bondad hacia nosotros. Y Tú, Jesús, ¿qué haces aquí? He salido a tu encuentro para colmarte de nuevas gracias. Busco las almas que quieran aceptar Mi gracia.

Hoy, durante las vísperas, el Señor me hizo saber cuánto le agrada el corazón puro y libre. Sentí que es una delicia para Dios mirar tal corazón… Pero tales corazones son los corazones de guerreros, su vida es una continua batalla…

(78) + Cuando iba a la terraza, entré un momento en la capilla. Mi corazón se sumergió en una profunda plegaria de adoración, glorificando la inconcebible bondad de Dios y su misericordia. Entonces escuché palabras: Soy y seré para ti tal como Me alabas; ya en esta vida experimentarás Mi bondad y en la vida futura [la gozarás] en toda su plenitud» (Diario, 1705).

(Después de la lectura, observar unos cinco minutos de silencio orante: para que este mensaje entre en nosotros e ilumine nuestra vida. En este silencio, cada uno de nosotros ha de situarse en el relato que hemos escuchado y reflexionar personalmente, sentir y gustar lo que el Señor te quiere comunicar a ti en este momento para ayudarte en la meditación y en la oración). Preguntarte: ¿Qué me quiere decir el Señor hoy, a mí, personalmente? (Silencio).A continuación, compartir en grupo, en familia o meditar personalmente.

 3. PREGUNTAS DE REFLEXIÓN

  • ¿Por qué muchas veces me lamento diciendo que no tengo acceso a la gracia del Señor sabiendo que Él viene siempre a mi encuentro con abundantes gracias?
  • ¿Qué entiendo de esta afirmación del Rey del Rey de Misericordia? « Busco las almas que quieran aceptar Mi gracia»
  • ¿Realmente vivo con el propósito de llegar un día a contemplar la gloria de Dios en su plenitud?

4. CONSEJOS DE VIDA

  • En realidad, nos quedamos sin reconocer lo que el Señor hace en nuestra vida porque no somos consciente de su presencia en nuestras vidas, porque no sabemos dirigirnos a Él con confianza. Hoy es el día favorable para aprender a vivir junto al Rey de Misericordia, pedir la gracia de reconocer su dulce presencia y abrirnos a su gracia.
  • El Rey de Misericordia no es un Dios indiferente, le gusta dar mucho al que pide mucho, al que confía, al que tiende la mano para pedir y que acepta su gracia. Hoy es un momento favorable para dejar de culpar a Dios por nuestro fracaso y reconocer las veces que hemos dado la espalda a su gracia.
  • Hoy, el Rey de Misericordia quiere que aprendamos a adorar a Dios en su Divina Misericordia con nuestras vidas, preparándonos a contemplar la misma gloria y misma adoración en su plenitud en la vida futura.

5. PROPÓSITO DE HOY

COMPARTIR EN GRUPO, EN FAMILIA O MEDITAR PERSONALMENTE (Reflexionar personalmente, sentir y gustar lo que el Señor te comunica a ti en este momento para ayudarte en la meditación y en la oración.) (SILENCIO) En el silencio del corazón, meditemos las frases o palabras que nos han llamado la atención de manera personal, y descubramos con la luz del Espíritu Santo: ¿Por qué esa palabra o frase me ha tocado a mí? ¿Qué me quiere decir el Señor hoy, a mí, personalmente?

5) PRECES y ACCIÓN DE GRACIAS (INTENCIONES LIBRES)

  • Pidamos la gracia de vivir siempre en la presencia del Señor,
  • Pidamos la gracia de buscar al Señor con confianza,
  • Pidamos la gracia de alcanzar la pureza del corazón que el Señor espera de nosotros,
  • Oremos por los que hacen el esfuerzo de tender a la perfección, para que sepan perseverar en la gracias,
  • Oremos por nuestra propia conversión y la conversión de los que no creen en la vida eterna,
  • Por las intenciones de la Virgen María.
  • Por las almas del purgatorio.
  • Por nuestra humanidad doliente y por nuestras intenciones personales.
  • Padre Nuestro
  • Ave
  • Gloria

6. ORACIÓN FINAL:

Oh Cristo, tengo mi mayor deleite cuando veo que Tú eres amado, que resuenan Tu honor y gloria y especialmente la alabanza a Tu misericordia. Oh Cristo, hasta el último instante de mi vida no dejaré de glorificar Tu bondad y misericordia. Con cada gota de mi sangre, con cada latido de mi corazón glorifico Tu misericordia. Deseo transformarme por completo en un himno de Tu adoración. Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, Rey de Misericordia, confío en Ti y únicamente espero en Ti. Amén. ¡JESÚS, EN TI CONFÍO! (cf. Diario, 1708).

[code_snippet id=12]