Actividad solidaria

La solidaridad es algo propio de un alma consagrada a la Divina Misericordia.

 

Durante la formación, hemos descubierto la importante de cumplir al menos con una obra de Misericordia a lo largo del día. Y cómo bien sabemos, la oración es la obra de Misericordia por excelencia

 

En muchas familias, los niños piensan que, por ser niños, no tienen obligación de orar, sólo deben contar con la ayuda espiritual de sus padres, o más bien, solo tienen que rezar antes de dormir o ante una necesidad, nada más. Cuando hay cualquier necesidad, muchos niños piensan y confían en el poder de la oración de sus padres, de los abuelos, etc. Esto no les ayuda a entender que, tanto niños como adultos, tenemos todos la obligación de orar, porque toda gracia fluye por medio de la oración (cf. Diario, 146). Además, todos estamos invitados a vivir la infancia espiritual y no una fe infantil (cf. Diario, 1481). 

En la Escuela de la Divina Misericordia, hemos tomado la iniciativa de ayudar a los padres, catequistas, profesores, tutores a tener un libro especial para los niños. Con este libro, vamos a responder a nuestra primera misión con los más pequeños-amigos del Rey de Misericordia: 

Jesús de la Divina Misericordia nos invita a proteger también a los niños.

 ¿Cómo podemos protegerlos?

Santa Faustina nos da pistas: La oración, unida a las obras de misericordia, protegerán de modo especial a las almas de los niños del mal que les amenaza (cf. Diario, 1156).

En este mundo los niños leen y ven muchas cosas en la televisión y en Youtube que dañan su alma. Hoy queremos hacer esta obra de Misericordia de hacerles llegar este regalo para que descubran el Rostro Misericordioso de Jesús y que sepan lo importante que es acudir a Jesús con confianza para que descubran en Él su Refugio Seguro, donde todos encontramos la protección. Jesús protege únicamente al alma que acude y acepta su protección. Es nuestro deber de ir al encuentro de los que aún no han conocido su Misericordia, es nuestro deber ayudar a los niños a conocer a Jesús y a dejarse proteger por Él. Aquí hablamos de niños tanto creyentes como no creyentes católicos. 

 ¿Y qué pide Jesús de la Divina Misericordia a los niños?

Queridos niños,

  • No tengáis miedo, tenéis que acudir a mí con confianza,
  • Cuando cometas una falta o un pecado, no te desanimes, ven a Mí a pedir perdón, porque Yo estoy siempre dispuesto a perdonarte. Cada vez que Me lo pides, glorificas Mi misericordia (Cf. Diario, 1488).

¿Cómo los niños se enterarán de esta buena noticia?

Solamente si tú les haces llegar este contenido y les haces seguimiento para que empiecen a caminar con el Señor. 

Podemos ayudar a los niños, rezando por ellos, pero no es suficiente, lo ideal sería, enseñarles a rezar y a conocer la Misericordia de Dios, a conocer a Jesús (Dios-amigo). 

¿Por qué le preocupa a Jesús las almas de los niños?

 Santa Faustina nos responde diciendo:

  • Estas almas llevan a todo el cielo al asombro.
  • Son las preferidas del Padre celestial.
  • Son un ramo perfumado ante el trono de Dios,
  • Estas almas tienen una morada permanente en el compasivísimo Corazón de Jesús.
  • Estas almas cantan sin cesar un himno de amor y de misericordia por toda la eternidad (cf. Diario, 1221).

Como embajadores del Rey de Misericordia, como Testigos de su Misericordia en este mundo perdido, hoy, desde la Escuela de la Divina Misericordia, os invitamos a dos actividades solidarias:

I. Con los niños (creyentes y no creyentes), es decir, niños cristianos católicos y los de las familias que no son católicos.

Se hace de dos maneras:

 

  1. Comprar un ejemplar de este libro: JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA PROTEGE A LOS NIÑOS, y regalarlo a tus hijos, a tus sobrinos, nietos, o a otros niños de catequesis, de la parroquia, de amigos, pidiendo a estos niños que hagan el favor de leerlo y responder a las 4 preguntas que salen al final del libro. En caso de que surja un testimonio, en el libro sale un correo electrónico donde enviar vuestros testimonios. Este libro tiene la aprobación eclesiástica del Arzobispado de Madrid, recibida del Vicario General, el 30 de mayo de 2022. Encontrarán dentro una gran aportación de dos niñas de 5 y 8 años que ayudarán a muchos niños, también tienen una carta escrita por la Vice presidenta de Faustinum/Polonia, de la Congregación de las hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia (Congregación de Santa Faustina). Hay más sorpresas dentro. Se puede adquirir el libro desde este enlace: Mini tienda Refugio Seguro.
  2. Otra forma de hacerlo sería: Enviar vuestra aportación a la Escuela de la Divina Misericordia, para que nosotros hagamos el regalo a los niños de vuestra parte. Se puede enviar vuestra aportación usando estos datos: HAZ CLIC AQUÍ. (añadiendo en el concepto: Compra solidaria para niños). También aquí:  refugiosegurodm@gmail.com
     

Hablamos de niños de 6 años en adelante (puede servir hasta los 15 años o un poco más).

II. Con las personas que aun no han oído hablar de la consagración a la Divina Misericordia: 

Invitar a nuevas almas, para la próxima Escuela de la Divina Misericordia. Es decir, que pidamos al Señor la gracia de regalarle al menos un alma para la próxima consagración, tendríamos que animar y acompañar a esa persona durante la formación (es decir, con nuestros consejos, orientaciones, etc.) Si sois un grupos, comunidad, parroquia, también podéis contactar con nosotros si queréis un grupo únicamente para vuestra parroquia o comunidad. 

Grupos disponibles para la próxima Escuela de la Divina Misericordia que empezará en  septiembre de 2022. Los grupos estarán disponible a lo largo del día en este enlace: disponible dentro de unas horas.

Podéis copiar los enlaces correspondiendo a cada país para compartir con los que queréis invitar. 

Gracias por vuestra bondad. 

Que sigamos diciendo con confianza: ¡Jesús, en ti confío!

Ephrem & Marina,

(Responsables de la Escuela de la Divina Misericordia).