Hora de la Divina Misericordia: 3:00 p.m., miércoles 23 de noviembre 2022

Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Miércoles, 23 de noviembre de 2022.

 

1. Reflexión:         

Dios ofrece las gracias de dos maneras: a través de las inspiraciones y las iluminaciones.  Si pedimos una gracia, Dios la da, pero debemos querer aceptarla; pero para aceptarla es necesaria la abnegación.  El amor no consiste en las palabras ni en los sentimientos, sino en la acción.

Es un acto de la voluntad, es un don, es decir, una donación; el intelecto, la voluntad, el corazón, debemos ejercitar estas tres facultades durante la oración.  Resucitare en Jesús, pero primero tengo que vivir en Él.  Si no me separo de la cruz, entonces se manifestara en mí el Evangelio.  Todas mis deficiencias las completa en mi Jesús, su gracia que obra sin cesar.  La Santa Trinidad me ofrece su vida abundantemente con el don del Espíritu Santo.  Las Tres personas divinas viven en mí.  Si Dios ama, [lo hace] con todo su Ser, con todo el poder de su ser.  Si Dios me ha amado así, ¿cómo [debo corresponder] a esto yo,  su esposa? (Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario, 392). 

2. Súplicas:

  • Pidamos la gracia de abrirnos confiadamente a los dones del Señor y de vivir de su misericordia.
  • Oremos por los cristianos que viven su fe sin coherencia y que no tienen el temor de Dios,
  • oremos por el personal sanitario y todos los que luchan para frenar la propagación de la pandamia en nuestra humindad.
  • Pidamos al Señor que tenga piedad de nuestra humanidad doliente y por el fin de la propagación de COVID-19 en el mundo entero.
  • Por nuestras intenciones personales.

Oración: 

Oh Jesús y Señor mío, ayuda para que se haga de mi lo que has establecido antes de los siglos, estoy lista para cada señal de Tu santa voluntad.  Concede luz a mi mente para que pueda conocer cuál es Tu santa voluntad.  Concede luz a mi mente para que pueda conocer cuál es Tu santa voluntad.  Oh Dios, que penetras mi alma, Tú sabes que no deseo nada más sino Tu gloria.  Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, confío en Ti y solo en Ti espero. Amén.

3. Propósito del día:

Esforzarme para vivir en Cristo

 

 

close
Suscríbete

Grupo católico de oración e intercesión

Escuela de la Divina Misericordia

Confirma tu suscripción a las reflexiones para la hora de la Divina Misericordia: 3:00 P.M.

Si tienes alguna pregunta, nos puedes contactar por email: refugiosegurodm@gmail.com

Testigos de la Divina Misericordia Autor

En nuestro grupo, tenemos la devoción a Jesús de la Divina Misericordia y veneramos a la santísima Virgen María (Reina de la paz). Ante la mirada de nuestro Dios y para el bien de los demás, nos reunimos como un grupo de oración e intercesión, porque, nos inspiramos del pasaje de Mc. 2, 1-12 (curación de un paralítico). En todo, buscamos la gloria de Dios y bien de las almas. Formamos a los hermanos del mundo entero a la Consagración a la Divina Misericordia. Las puertas de nuestra familia están abiertas a quien siente la llamada a servir al Señor como Testigo de la Divina Misericordia y militante por el Triunfo del Inmaculado Corazón de María.