Hora de la Divina Misericordia: 3:00 p.m., Domingo, 04 de diciembre 2022

Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Domingo, 04 de diciembre de 2022.

1. Reflexión:

“Una vez, cuando fui a visitar a una hermana enferma [187] que tenía ya ochenta y cuatro años y se distinguía por muchas virtudes, le pregunté:

¿Seguramente ya estará usted, hermana, preparada a presentarse delante del Señor?  Me contestó que durante toda la vida venia preparándose para esta última hora y añadió que la edad no dispensa de la lucha” (Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario, 517). 

2. Súplicas:

  • Pidamos la gracias de estar siempre preparados,
  • Oremos por las personas mayores que luchan por la santidad a pesar de sus sufrimientos,
  • Oremos por todos los sacerdotes,
  • Por nuestra humanidad doliente,
  • Por las almas del Purgatorio,
  • Por las intenciones de la Virgen María,
  • Por nuestra Santa Iglesia Católica,
  • Por nuestras intenciones personales.

Oración: 

Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentamos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa y divina voluntad, que es el Amor y la Misericordia Misma. Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, Rey de Misericordia, confío en Ti y solo en Ti espero. Amén. ¡JESÚS, EN TI CONFÍO!

3. Propósito del día:

 

 
close
Suscríbete

Grupo católico de oración e intercesión

Escuela de la Divina Misericordia

Confirma tu suscripción a las reflexiones para la hora de la Divina Misericordia: 3:00 P.M.

Si tienes alguna pregunta, nos puedes contactar por email: refugiosegurodm@gmail.com

Testigos de la Divina Misericordia Autor

En nuestro grupo, tenemos la devoción a Jesús de la Divina Misericordia y veneramos a la santísima Virgen María (Reina de la paz). Ante la mirada de nuestro Dios y para el bien de los demás, nos reunimos como un grupo de oración e intercesión, porque, nos inspiramos del pasaje de Mc. 2, 1-12 (curación de un paralítico). En todo, buscamos la gloria de Dios y bien de las almas. Formamos a los hermanos del mundo entero a la Consagración a la Divina Misericordia. Las puertas de nuestra familia están abiertas a quien siente la llamada a servir al Señor como Testigo de la Divina Misericordia y militante por el Triunfo del Inmaculado Corazón de María.