Orar con el Diario de Santa Faustina

Sábado, 25 de noviembre de 2023

TEMA:

En la meditación de la Pasión de Cristo, el Rey de Misericordia nos hace conocer el amor que arde de su corazón por las almas.

 

1. ORACIÓN INICIAL

ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO (Cardenal Verdier)

2. LECTURA

+ Hoy, Jesús me dijo: Deseo que conozcas más profundamente el amor que arde en Mi Corazón por las almas y tu comprenderás esto cuando medites Mi Pasión.  Apela a Mi misericordia para los pecadores, deseo su (93) salvación.  Cuando reces esta oración con corazón contrito y con fe por algún pecador, le concederé la gracia de la conversión.  Esta oración es la siguiente:

Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío.

En los últimos días de carnaval, mientras celebraba la Hora Santa, vi al Señor Jesús sufriendo la flagelación. ¡Oh, que suplicio inimaginable!  ¡Cuán terriblemente sufrió Jesús durante la flagelación!  Oh pobres pecadores, ¿cómo se encontrarán el día del juicio, con este Jesús a quien ahora están torturando tanto?  Su Sangre fluyó sobre el suelo y en algunos puntos la carne empezó a separarse.  Y vi en la espalda algunos de sus huesos descarnados… Jesús emitía un gemido silencioso y un suspiro (Santa María Faustina Kowalska, Diario, La Divina Misericordia en mi alma, Diario Diario, 186-188).

(Después de la lectura, observar unos cinco minutos de silencio orante: para que este mensaje entre en nosotros e ilumine nuestra vida. En este silencio, cada uno de nosotros ha de situarse en el relato que hemos escuchado y reflexionar personalmente, sentir y gustar lo que el Señor te quiere comunicar a ti en este momento para ayudarte en la meditación y en la oración). Preguntarte: ¿Qué me quiere decir el Señor hoy, a mí, personalmente? (Silencio).

A continuación, compartir en grupo, en familia o meditar personalmente.

 

3. PREGUNTAS DE REFLEXIÓN

  • ¿Realmente la pasión de Cristo me convence de su amor por mí?
  • ¿Por qué no soy consciente de mi responsabilidad ante la perdición de tantas almas que no conocen el amor del Señor?
  • ¿Con qué actitud suelo hacer la oración de la coronilla a la Divina Misericordia?
  • ¿Por qué me cuesta ser consciente del peligro que corremos a veces cuando nos exponemos a las celebraciones que exhiben los poderes del maligno¿ (Caso de carnavales).

4. CONSEJOS DE VIDA

  • Jesús murió por nosotros. Es triste que estemos hablando de Él sin conocer el amor que arde de su Corazón por nosotros. Por eso no nos dejamos amar por Él y vamos mendigando cualquier amor y no encontramos la paz verdadera.
  • Cuando el Señor nos enseña su rostro y quiere que conozcamos su amor, lo que Él espera de nosotros es que salgamos al encuentro del hermano que no conoce su amor. El arma que el Señor nos ofrece es nuestro testimonio de vida, que en nosotros los pecadores descubran el rostro misericordioso de Jesús.
  • La coronilla es una de las oraciones que Él mismo nuestro Señor Jesucristo no ha enseñado y nos recomendó por la persona de Santa Faustina. Estamos invitados a confiar en Él y rezar esta oración con el corazón y certeza de recibir todo lo que nuestros corazones anhelan si es conforme a la voluntad del Rey de Misericordia.
  • El Señor, a través de la experiencia de Santa Faustina, nos enseña a llevar nuestra vida de fe con seriedad y rigor. Él quiere que nos apartemos de los caminos de la perdición, que nos alejemos del mal y que aprovechemos las oportunidades que Él nos ofrece para llevar una vida digna junto a Él.

 

Propósitos de hoy:

COMPARTIR EN GRUPO, EN FAMILIA O MEDITAR PERSONALMENTE (Reflexionar personalmente, sentir y gustar lo que el Señor te comunica a ti en este momento para ayudarte en la meditación y en la oración.) (SILENCIO) En el silencio del corazón, meditemos las frases o palabras que nos han llamado la atención de manera personal, y descubramos con la luz del Espíritu Santo: ¿Por qué esa palabra o frase me ha tocado a mí? ¿Qué me quiere decir el Señor hoy, a mí, personalmente?

5) PRECES y ACCIÓN DE GRACIAS (INTENCIONES LIBRES)

  • Pidamos la gracia de confiar en la misericordia del Señor.
  • Oremos por los sacerdotes para que sean verdaderos mensajes de la Misericordia del Señor en este mundo inquieto.
  • Oremos por los que escogen imprudentemente los caminos equivocados, rechazando la gracia del Señor.
  • Oremos para que el mundo entero conozca la importancia de la oración.
  • Por las intenciones de la Virgen María.
  • Por las almas del purgatorio.
  • Por nuestra humanidad doliente y por nuestras intenciones personales.

 

  • Padre Nuestro
  • Ave
  • Gloria

6. ORACIÓN FINAL:

Oh Creador mío, Te añoro. Tú me comprendes, oh Señor mío. Todo lo que [hay] en la tierra me parece una sombra pálida; yo Te anhelo y deseo. Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, Rey de Misericordia, confío en Ti y solo en Ti espero. Amén. ¡JESÚS, EN TI CONFÍO! (cf. Diario 841).

NOTICIA DE INTERÉS: https://grupodeoracioneintercesion.com/programa-anual-2024-escuela-de-la-divina-misericordia/

 

 

___________________________

TESTIGOS DE LA DIVINA MISERICORDIA

Escuela de la Divina Misericordia
Madrid/España

Suscríbete para recibir estas reflexiones diarias a tu email

Libro correspondiente a estas reflexiones: Disponible aquí.

Artículos devocionales