Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Sábado, 30 de marzo de 2024

1. Reflexión

El día 25 de marzo. Durante la meditación matutina me envolvió la presencia de Dios de modo singular, mientras reflexionaba sobre la grandeza infinita de Dios y, al mismo tiempo, sobre su condescendencia hacia la criatura.  Entonces vi a la Santísima Virgen que me dijo:  Oh, cuán agradable es para Dios el alma que sigue fielmente la inspiración de su gracia.  Yo di al mundo el Salvador y tu debes hablar al mundo de su gran misericordia y preparar al mundo para su segunda (91) venida.  Él vendrá, no como un Salvador Misericordioso, sino como un Juez Justo.  Oh, qué terrible es ese día.  Establecido está ya es el día de la justicia, el día de la ira divina.  Los ángeles tiemblan ante ese día.  Habla a las almas de esa gran misericordia, mientras sea un el tiempo para conceder la misericordia.  Si ahora tu callas, en aquel día tremendo responderás por un gran número de almas.  No tengas miedo de nada, permanece fiel hasta el fin, yo te acompaño con mis sentimientos. (Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario, 635).

2. Súplicas:  

  • Pidamos  al Señor que nos ayude a seguir las inspiraciones de su gracia.
  • Oremos por los matrimonios en crisis y por los niños abandonados.
  • Por nuestra humanidad doliente,
  • Por las almas del Purgatorio,
  • Por las intenciones de la Virgen María,
  • Por nuestra Santa Iglesia Católica,
  • Por nuestras intenciones personales.

Oración: 

Oh, voluntad divina, deleite de mi corazón, alimento de mi alma, luz de mi intelecto, fuerza todopoderosa de mi voluntad, ya que cuando me uno a Tu voluntad, Señor, entonces Tu potencia obra a través de mí, ocupando el lugar de mi débil voluntad. Jesús en Ti confío y solo en Ti espero. Amén.

3. Propósito del día:

Abrirme fielmente a la voluntad del Señor.