Hora de la Divina Misericordia: 3:00 p.m., miércoles, 30 de noviembre 2022

Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Miércoles, 30 de noviembre de 2022.

1. Reflexión:   

23 VI [1937].  Mientras rezaba delante del Santísimo Sacramento, súbitamente mis sufrimientos físicos desaparecieron y oí en el alma una voz:  Vez que en un instante puedo darte todo, no estoy sujeto a ninguna ley.               

24 VI [1937].  Después de la Santa Comunión oí estas palabras:  Has de saber, hija Mía, que en un solo instante puedo darte todo lo que necesites para cumplir esta obra.  Después de estas palabras una luz singular ha quedado en mi alma y todas las exigencias de Dios me parecen tan sencillas que hasta un niño pequeño las podría cumplir. (Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario, 1153). 

2. Súplicas:

  • Pidamos la gracia de acercar nuestras necesidades al Rey de Misericordia con confianza y certeza de recibir su respuesta, según su voluntad, 
  • Oremos por los que buscan la felicidad en caminos equivocados,
  • Por nuestra humanidad doliente,
  • Por las almas del Purgatorio,
  • Por las intenciones de la Virgen María,
  • Por nuestra Santa Iglesia Católica,
  • Por nuestras intenciones personales.

Oración: 

¡Oh Jesús, tendido sobre la cruz: te ruego me concedas siempre y donde quiera que me encuentre, la gracia de cumplir fielmente la Santa Voluntad de tu Padre. Aun cuando esto me sea penoso y difícil te imploro, Jesús, que de tus llagas hagas fluir la fuerza y el poder necesarios, y mis labios repitan sin cesar: «¡Señor, que se haga tu voluntad!» ¡Oh Redentor del género humano, que nos has amado hasta morir por nuestra salvación y que, en los sufrimientos y tormentos de la agonía, olvidaste todo para pensar sólo en la salvación de nuestras almas! Oh Misericordiosísimo Jesús, concédeme la gracia de olvidarme de mí mismo, y vivir para los demás, ayudándote así en la Obra de la Redención según la Santísima Voluntad de tu Padre Celestial!  Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, confío en Ti y solo en Ti espero. Amén.

3. Propósito del día:

Pedir la gracia de dejarme servir por el Rey de Misericordia como instrumento suyo.

 

      

 
close
Suscríbete

Grupo católico de oración e intercesión

Escuela de la Divina Misericordia

Confirma tu suscripción a las reflexiones para la hora de la Divina Misericordia: 3:00 P.M.

Si tienes alguna pregunta, nos puedes contactar por email: refugiosegurodm@gmail.com

Testigos de la Divina Misericordia Autor

En nuestro grupo, tenemos la devoción a Jesús de la Divina Misericordia y veneramos a la santísima Virgen María (Reina de la paz). Ante la mirada de nuestro Dios y para el bien de los demás, nos reunimos como un grupo de oración e intercesión, porque, nos inspiramos del pasaje de Mc. 2, 1-12 (curación de un paralítico). En todo, buscamos la gloria de Dios y bien de las almas. Formamos a los hermanos del mundo entero a la Consagración a la Divina Misericordia. Las puertas de nuestra familia están abiertas a quien siente la llamada a servir al Señor como Testigo de la Divina Misericordia y militante por el Triunfo del Inmaculado Corazón de María.