Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Lunes, 18 de diciembre de 2023

1. Reflexión

Cuando entré por un momento en la capilla, el Señor me explicó que entre las almas elegidas tiene algunas especialmente elegidas, que llama a una santidad elevada, a una unión excepcional con Él. Éstas son las almas seráficas de las cuales Dios exige que lo amen más que otras almas; a pesar de que todas viven en el convento, no obstante este amor más intenso lo exige, a veces, de una sola alma.  Tal alma comprende la llamada, porque Dios se la hace conocer interiormente, pero puede seguirla o puede no seguirla; del alma depende si es fiel a las llamadas del Espíritu Santo, o si se opone al Espíritu Santo.  Supe que hay un lugar en el purgatorio donde las almas satisfacen a Dios por este tipo de culpas; entre diversos tormentos, éste es el más duro.  El alma marcada por Dios de modo especial (134) se distinguirá de entre otras almas por una mayor gloria, por el resplandor y por un más profundo conocimiento de Dios; en el purgatorio, por un sufrimiento más profundo, porque conoce más a fondo y anhela más violentamente a Dios; en el infierno, sufrirá más que otras almas, porque sabe más profundamente a quien ha perdido; este sello del amor exclusivo de Dios no se borra en ella. (Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario 1556).

2. Súplicas:

  • Pidamos la gracia de seguir al Señor con confianza,
  • Pidamos la gracia de tener la disposición interior que nos permite entender la llamada del Señor, para que sepamos responder con generosidad, 
  • Pidamos la gracia de amar sinceramente a Dios, 
  • Por nuestra humanidad doliente,
  • Por las almas del Purgatorio,
  • Por las intenciones de la Virgen María,
  • Por nuestra Santa Iglesia Católica,
  • Por nuestras intenciones personales.

3. Propósito del día:

  Hacer todo con el corazón y ser obediente al Espíritu Santo.

4. Oración Final:

Oh Jesús, mantenme en el santo temor para que no malgaste las gracias. Ayúdame a ser fiel a las inspiraciones del Espíritu Santo, permite, más bien, que mi corazón estalle de amor hacia Ti, antes de que descuide un solo acto de este amor. Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, Rey de Misericordia, confío en Ti y solo en Ti espero. Amen ¡JESÚS, EN TI CONFÍO! (cf. Diario 1557).

NOTICIA DE INTERÉS: https://grupodeoracioneintercesion.com/programa-anual-2024-escuela-de-la-divina-misericordia/

Libro de Adviento: https://tiendareydemisericordia.com/producto/el-adviento-y-la-divina-misericordia-tiempo-de-un-amor-renovado-en-la-espera-de-la-venida-de-nuestro-salvador/

 

 

___________________________

TESTIGOS DE LA DIVINA MISERICORDIA

Escuela de la Divina Misericordia
Madrid/España

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Libro correspondiente a estas reflexiones: Disponible aquí.

Artículos devocionales