Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Jueves, 28 de septiembre de 2023

1. Reflexión:  

“Jueves. Durante la adoración de la tarde, vi. a Jesús flagelado y martirizado que me dijo:  Hija Mía, deseo que dependas del confesor en las cosas más pequeñas.  Tus más grandes sacrificios no Me agradan si los hacen sin el permiso (94) del confesor y, al contrario, el más pequeño sacrificio tiene una gran importancia a Mis ojos si tiene el permiso del confesor.  Las más grandes obras no tienen importancia a Mis ojos si son fruto del propio arbitrio y muchas veces no concuerdan con Mi voluntad, mereciendo más bien un castigo y no un premio; mientras la más pequeña acción tuya con el permiso del confesor es agradable a Mis ojos y Me es intensamente querida.  Convéncete de esto para siempre, vigila sin cesar porque todo el infierno se empeña en contra de ti a causa de esta obra, ya que muchas almas se alejarán de la boca del infierno y glorificarán Mi misericordia.  Pero no tengas miedo de nada, porque Yo estoy contigo; debes saber que por ti misma no puedes nada. (Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario, 639). 

2. Súplicas:

  • Pedir la gracia de glorificar al Señor con nuestra vida y en pequeñas acciones, pero llenas de amor puro, para gloria de Dios y bien de las almas,
  • Orar por nuestros confesores, para que sean verederos instrumentos del Señor que nos ayuden a progresar con seriedad en nuestro comino hacia la perfección,
  • Por nuestra humanidad doliente,
  • Por las almas del Purgatorio,
  • Por las intenciones de la Virgen María,
  • Por nuestra Santa Iglesia Católica,
  • Por nuestras intenciones personales.

3. Propósito del día:

Ser obediente al confesor y realizar cada acción (obra) con el corazón y amor puro.

Oración: 

Oh Jesús mío, Tu bondad supera toda inteligencia y nadie agotará Tu misericordia.  Perdición para (88) el alma que quiere perderse, porque para quien desea salvarse, para él es el mar inagotable de misericordia del Señor. Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, Rey de Misericordia, confío en Ti y solo en Ti espero. Amén. ¡JESÚS, EN TI CONFÍO! (cf. Diario 631). 

 

 

___________________________

TESTIGOS DE LA DIVINA MISERICORDIA

Escuela de la Divina Misericordia
Madrid/España

Suscríbete para recibir estas reflexiones diarias a tu email

Libro correspondiente a estas reflexiones: Disponible aquí.

Artículos devocionales