Misterios Luminosos

LOS  MISTERIOS  LUMINOSOS (Jueves) 

Arma Poderosa

Meditaciones dictadas por Jesús el 02 de noviembre del 2002 (Autor desconocido)

 La Señal de la Cruz

 Por la señal de la Santa Cruz, † de nuestros enemigos † líbranos Señor, Dios nuestro. † En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

V: Abre, Señor mis labios.
R: Y mi boca cantará tus alabanzas.

Oración del Ángel en la primera aparición

Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no y os aman.

Oración del Ángel en la tercera aparición

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la conversión de los pobres pecadores.

Ofrecimiento general del Santo Rosario según San Luis María Grignion de Montfort

Me uno a todos los santos que están en el Cielo, a todos los justos de la Tierra y a todas la almas fieles de este lugar. Me uno a vos, Jesús mío, para alabar dignamente a vuestra Santísima Madre y alabaros a Vos,  en Ella y por Ella.

Renuncio a todas las distracciones que me  sobrevengan durante este Rosario, que quiero rezar con modestia, atención y devoción, como si fuese el último de mi vida.

Te ofrecemos, Santísima Trinidad, este Credo para honrar todos los misterios de nuestra fe; este Padrenuestro y estas tres Avemarías para honrar la unidad de tu esencia y la Trinidad de Vuestras Personas. Te pedimos fe viva, una esperanza firme  y una caridad ardiente.

Credo
Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó entre los muertos; subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo; la Santa Iglesia Católica; la comunión de los Santos; el perdón de los pecados; la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén.

Padrenuestro
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Tres Avemarías

Primer Avemaría:

Dios te salve María Santísima, hija de Dios Padre,

Virgen Purísima y castísima antes del parto,

alcánzanos Señora la virtud de la fe:

DIOS TE SALVE MARIA….

Segundo Avemaría:

Dios te salve María Santísima, madre de Dios Hijo,

Virgen Purísima y castísima en el parto,

alcánzanos Señora la virtud de la esperanza:

DIOS TE SALVE MARIA…

Tercer Avemaría:

Dios te salve María Santísima, esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima y castísima después del parto,

alcánzanos Señora la virtud de la caridad:

DIOS TE SALVE MARIA…

1. Primer Misterio Luminoso: El bautismo de Jesús en el rio Jordán

Cuando iba a empezar Mi ministerio público, recibí un bautismo en el Río Jordán.  El Cielo se abrió, y el Espíritu Santo descendió sobre Mí.  Hoy el Cielo se está abriendo nuevamente.  Esta vez, el Fuego del Amor Divino se está vertiendo sobre la tierra, buscando sumergir a cada corazón en un Pentecostés de Amor.  Cada uno debería de hacer su misión personal el difundir esta Llama.

 Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

 María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia.

Nuestra Señora, Reina de la Paz . – Ruega por nosotros y por la paz en el mundo entero.

3. Segundo Misterio Luminoso: Las Bodas de Caná

Mi Madre no guarda petición alguna en Su Corazón que Ella no vuelva hacia Mí y la ponga en Mi Sagrado Corazón.  En todas las cosas, María es la Perfecta Intercesora y Abogada.  Cuando el alma se vuelve a Ella con una necesidad, Ella le agrega su propia oración, y me la entrega a Mí.  Vean esta señal que realicé en la fiesta de las bodas como un signo de que Nuestros Corazones están, en verdad, unidos.

 Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

 María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia.

Nuestra Señora, Reina de la Paz . – Ruega por nosotros y por la paz en el mundo entero. 

Tercer Misterio Luminoso:  La proclamación del Reino

Mi misericordia y Mi amor son uno.  Ambos son divinos, perfectos y eternos.  Nunca fallan.  El alma que confía en Mi amor y misericordia es aquella a la que puedo perdonar.  El reino comienza en cada corazón que empieza a creer en Mi amor y misericordia.  Es así como una conversión de corazón tiene lugar.  Ésta es Mi victoria.

Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia.

Nuestra Señora, Reina de la Paz . – Ruega por nosotros y por la paz en el mundo entero. 

4. Cuarto Misterio Luminoso: La Transfiguración

El gozo del milagro de la Transfiguración tuvo lugar para anclar a los apóstoles en la fe.  En los sitios de apariciones auténticas de Mi Madre –tal  como el de Holy Love– los milagros abundan para apoyar el Mensaje que se da.  Los que son suficientemente osados para dudar de una aparición corporal, deben maravillarse, entonces, ante la narración de la Transfiguración en donde Moisés y Elías aparecieron a cada lado Mío.  ¡Tengan fe!

Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia.

Nuestra Señora, Reina de la Paz . – Ruega por nosotros y por la paz en el mundo entero. 

5. Quinto Misterio Luminoso: La Institución de la Eucaristía

Yo di Mi Cuerpo y Sangre en la primera Eucaristía, y los doy continuamente hoy en cada Misa alrededor del mundo. Este sacramento es la fuerza para el viaje a través de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos. Con demasiada frecuencia Mi amor y misericordia permanecen desatendidos. Soy ignorado y descuidado en las Iglesias. Soy blasfemado por aquellos que me reciben sin merecerlo. Soy recibido tibiamente por la mayoría, incluso por algunos sacerdotes.  Recen este misterio en reparación a Mi Corazón.

Un Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia.

Nuestra Señora, Reina de la Paz . – Ruega por nosotros y por la paz en el mundo entero. 

Oraciones Finales

Padre Eterno

Padre eterno, Os ofrezco, por las manos de María Santísima, la preciosísima Sangre de vuestro hijo. Os ofrezco también las lágrimas de Nuestra Señora por la purificación de la Tierra y conversión de los hombres, por la fidelidad de vuestros elegidos, por la victoria de la Santa Iglesia y por el triunfo del Inmaculado Corazón de María.

Agradecimiento

Infinitas gracias te damos, soberana princesa, por los beneficios que todos los días recibimos de tus liberales manos. Dígnate, ahora y siempre, ponernos bajo tu poderoso amparo y para más obligarte a ello, te saludamos diciendo:

La Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, 
vida, dulzura y esperanza nuestra. 
Dios te salve. 
A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva, 
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.  Ea, pues, Señora Abogada Nuestra, 
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, 
y después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. 
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, 
para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.  Amén.

 

  LETANÍAS DE LA VIRGEN   

Señor, ten piedad…
Cristo, ten piedad…
Señor, ten piedad….
Cristo, óyenos…
Cristo, escúchanos…

Dios, Padre celestial, 
Ten misericordia de nosotros

Dios, Hijo, Redentor del mundo, 
Dios, Espíritu Santo, 
Santísima Trinidad, un solo Dios,

Santa María, 
ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo, 
Madre de la Iglesia, 
Madre de la divina gracia, 
Madre purísima, 
Madre castísima, 
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada, 
Madre amable, 
Madre admirable, 
Madre del buen consejo, 
Madre del Creador, 
Madre del Salvador, 
Madre de misericordia, 
Virgen prudentísima, 
Virgen digna de veneración, 
Virgen digna de alabanza, 
Virgen poderosa, 
Virgen clemente, 
Virgen fiel, 
Espejo de justicia, 
Trono de la sabiduría, 
Causa de nuestra alegría, 
Vaso espiritual, 
Vaso digno de honor, 
Vaso insigne de devoción, 
Rosa mística, 
Torre de David, 
Torre de marfil, 
Casa de oro, 
Arca de la Alianza, 
Puerta del cielo, 
Estrella de la mañana, 
Salud de los enfermos, 
Refugio de los pecadores, 
Consoladora de los afligidos, 
Auxilio de los cristianos, 
Reina de los Ángeles, 
Reina de los Patriarcas, 
Reina de los Profetas, 
Reina de los Apóstoles, 
Reina de los Mártires, 
Reina de los Confesores, 
Reina de las Vírgenes, 
Reina de todos los Santos, 
Reina concebida sin pecado original, 
Reina asunta al Cielo, 
Reina del Santísimo Rosario, 
Reina de la familia, 
Reina de la paz.

 

 V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 

R/. Perdónanos, Señor. 

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
R/. Escúchanos, Señor.

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
R/. Ten misericordia de nosotros.

V/. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. 
R/. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN:
Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

  1. Ave María purísima.
    R.  Sin pecado concebida. [3 veces]
  2. Sagrado Corazón de Jesús.
    R. En Vos confío.

Oración a San Miguel Arcángel. 

Arcángel san Miguel,                        
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo
contra la perversidad y asechanzas del demonio.
Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
y tú Príncipe de la Celestial Milicia,
lanza al infierno con el divino poder
a Satanás y a los otros espíritus malignos
que para la perdición de las almas, vagan por el mundo. Amén