Reflexiones diarias, súplicas y oraciones

Lunes, 24 de abril de 2023

1. Reflexión

Una vez, cuando tenía un gran sufrimiento, dejé mi trabajo para correr a Jesús y pedirle que me ayudara. Después de una corta plegaria volví  al trabajo llena de entusiasmo y alegría. En ese momento una hermana me dijo:

Sin duda, hermana, usted tiene hoy muchas consolaciones, dado que está tan radiante.  Dios seguramente no le da ningún sufrimiento, sino exclusivamente consolaciones. Contesté: Usted, hermana, está equivocada, ya que justamente cuando sufro mucho, mi gozo es mayor, mientras que cuando sufro poco, también mi gozo es más pequeño. Pero aquella alma me daba a entender que no me comprendía. Traté de explicárselo: Cuando sufrimos mucho, tenemos una gran oportunidad de demostrarle a Dios que lo amamos, mientras cuando sufrimos poco, tenemos poca posibilidad de demostrar a Dios nuestro amor y cuando no sufrimos nada, entonces nuestro amor no es grande ni puro.  Con la gracia de Dios podemos llegar [al punto] en que el sufrimiento se transformará para nosotros en gozo, puesto que el amor sabe hacer tales cosas en las almas puras(Santa María Faustina Kowalska, La divina Misericordia en mi alma, Diario 303).

2. Súplicas:

  • Pidamos la gracia de gozar siempre del consuelo de nuestro Señor Jesucristo en el sufrimiento.
  • Oremos por los que sufren injustamente y por los niños abandonados.
  • Por nuestra humanidad doliente,
  • Por las almas del Purgatorio,
  • Por las intenciones de la Virgen María,
  • Por nuestra Santa Iglesia Católica,
  • Por nuestras intenciones personales.

3. Propósitos del día:

Consolar a alguien que sufre.  

4. Oración Final:

Oh Jesús mío, mi única esperanza, Te agradezco este gran libro que has abierto delante de los ojos de mi alma.  Este gran libro es Tu Pasión afrontada por amor hacia mí.  De este libro he aprendido cómo amar a Dios y a las almas.  En él están encerrados inagotables tesoros para nosotros. Oh Mi Buen Jesús Misericordioso, Rey de Misericordia, confío en Ti y solo en Ti espero. Amen ¡JESÚS, EN TI CONFÍO! (cf. Diario 304).  

Libro correspondiente a estas reflexiones: Disponible aquí.

Colabora si puedes

 

[code_snippet id=12]