Diferencia entre la coronilla y la hora de la Divina Misericordia

Rezo de la coronilla

Al comienzo: (vése: Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia)

  • Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

  • Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

  • Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, La Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Al comienzo de cada decena (1 vez):

Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.

 

En cada cuenta de la decena (10 veces):

Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al terminar (3 veces):

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Hora de la Misericordia

Charla de Sor M. Elżbieta Siepak ZMBM: Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia

 

Godzina Milosierdzia

La hora de la agonía de Jesús, es decir, las tres de la tarde, es un tiempo muy especial en la devoción a la Divina Misericordia. En esta hora procuramos permanecer en espíritu al pie de la Cruz de Cristo, a fin de suplicar la misericordia para uno mismo y para el mundo entero en virtud de los méritos de su Pasión. Sobre esta hora de la Misericordia, el Señor dijo a Sor Faustina: A las tres, ruega por Mi misericordia, en especial para los pecadores y aunque sólo sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi abandono en el momento de Mi agonía. Ésta es la hora de la gran misericordia para el mundo entero (Diario 1320). Cabe esclarecer aquí, que no se trata de una hora exacta de reloj (60 minutos), sino que se trata de tener presente el momento de la agonía de Jesús en la cruz, es decir, de acompañarle rezando a las tres de la tarde.

Jesús no propone una oración concreta para esta hora de las 3 de la tarde; más bien dijo que se podía, por ejemplo, rezar el Via Crucis, hacer la visita al Santísimo Sacramento, y si el tiempo no lo permite debido a las obligaciones, al menos, durante unos momentos, allí donde estemos, hay que tratar de unirse con Él cuando agoniza en la Cruz, aunque sólo sea por un breve momento. El objeto de esta oración es el misterio de la Pasión de Cristo. Esta oración en la Hora de la Misericordia debe cumplir ciertas condiciones: debe tener lugar a las tres de la tarde (cuando el reloj marca la hora exacta), debe dirigirse directamente a Jesús, y en nuestras súplicas y peticiones, hay que referirse a los méritos y al valor de su dolorosa Pasión.

Sin embargo, en la práctica y en diversas publicaciones, a menudo se insiste en la opinión según la cual a las tres de la tarde hay que rezar la Coronilla de la Divina Misericordia, pues se considera que entonces esta oración tiene un poder especial. Esta forma de pensar se debe a una cierta ignorancia sobre la devoción a la Divina Misericordia, porque hay un desconocimiento de las formas trasmitidas por Sor Faustina; tal vez esto también se deba a la necesidad de tener una fórmula determinada para rezar en esta hora de la Misericordia. La oración en la Hora de la Misericordia es una forma particular del culto a la Divina Misericordia, con la que Jesús asoció una promesa determinada; también estableció la forma de practicarla. Jesús, en ningún momento dijo que hubiera que rezar la Coronilla de la Divina Misericordia en esta hora. Por supuesto, es posible rezar la Coronilla en esta hora santa, así como en cualquier otro momento del día y de la noche; pero entonces hay que tener claro que no estamos practicando la oración de la Hora de la Misericordia, sino que simplemente rezamos la Coronilla de la Divina Misericordia. La Coronilla no puede ser la oración de la Hora de la Misericordia, puesto que se dirige directamente a Dios el Padre (Padre Eterno, yo te ofrezco…), y la oración en la Hora de la Misericordia debe dirigirse a Jesús.

La práctica sistemática de la oración en la hora de la Misericordia nos introduce en un contacto directo y personal con Jesús, nos hace meditar su misericordia, que se manifestó durante su Pasión, y nos permite dirigirnos a Jesús directamente, es decir, a Alguien muy cercano; entonces, en virtud de los méritos de su Pasión podemos pedir la misericordia para nosotros mismos y para mundo entero. Depende de nosotros mismos si queremos o no rezar a las tres de la tarde y practicar la oración en la Hora de la Misericordia, o si más bien preferimos rezar la Coronilla de la Divina Misericordia. En todo caso, se trata de dos cosas diferentes. Pero al propagar la devoción a la Divina Misericordia y su práctica, deben dejarse bien definidas las cosas, con toda claridad, y no mezclar la Hora de la Misericordia con la Coronilla.

Origen, aclaraciones y promesas

La Hora de la Misericordia: un día de octubre de 1937, en Cracovia, Jesús le habló a Sor Faustina, justamente en la hora de su agonía, y le trasmitió otra forma de culto de la Divina Misericordia. Le dio el encargo de rendirle honor en esta hora de su muerte, pedido que repitió unos meses más tarde, en febrero de 1938, definiendo mejor su propósito, la forma de vivirlo y renovando las promesas: Te recuerdo, hija mía – dijo a Sor Faustina – que cuántas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en Mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma. (…). En esa hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia (Diario 1572). Fue en esta hora cuando tuvo lugar la Redención del hombre. Jesús redimió nuestros pecados, pagó la deuda que el hombre había contraído con Dios mediante su Pasión y por su obediencia hasta la muerte, y de eso modo nos reconcilió con el Padre. De ese modo abrió las puertas del Cielo que Adán había cerrado. En la cruz, la misericordia triunfó sobre la justicia; aunque no la canceló, sino que al llevarlo a cabo, fue más allá.

Así pues, en el momento de la agonía de Jesús en la cruz debemos meditar el misterio de la Divina Misericordia, que se nos ha revelado del modo más pleno posible en la Pasión y Muerte del Hijo de Dios encarnado. Aunque sólo sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi abandono en el momento de Mi agonía (Diario 1320). La meditación de la Pasión del Señor nos debe conducir a proclamar y alabar la misericordia de Jesús, y también de acuerdo con sus deseos, nos debe exhortar a implorar la misericordia para el mundo entero, y especialmente para los pecadores y para los más necesitados.

El Señor Jesús le dio a Santa Faustina también indicaciones muy concretas sobre cómo se debe rezar en la Hora de la Misericordia. Le dijo: puedes rezar el Via Crucis, por lo menos entra un momento en la capilla y adora en el Santísimo Sacramento a Mi Corazón que está lleno de misericordia. Y si no puedes entrar en la capilla, sumérgete en oración allí donde estés, aunque sea por un brevísimo instante (Diario 1572). Para orar en esta Hora de la Misericordia no es absolutamente necesario ir a la iglesia o tener mucho tiempo. Si no tenemos tiempo, basta con que durante unos breves minutos nos traslademos en espíritu al Calvario al pie de la cruz y procuremos unirnos a Jesús en su agonía. Jesús, a parte de la conocida oración del Via Crucis, no nos ha propuesto ninguna otra oración devocional, pero si nos detenemos con atención en sus palabras (promesas), se desprende que la oración en la Hora de la Misericordia debe condiciones con ciertas condiciones.

En primer lugar, debe celebrarse a las tres de la tarde (no por la noche), porque este es el momento en el que recordamos la agonía de Jesús en la cruz. En segundo lugar, debemos dirigirnos directamente al Señor Jesús, no a Dios el Padre, o a la Santísima Virgen o a santa Sor Faustina. De hecho, Jesús dijo: En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión…. (Diario 1320). Pero, claro está, podemos implorar la misericordia con la Virgen María al pie de la cruz, y junto a santa Faustina. Al pedir, en nuestras súplicas debemos referirnos al valor y a los méritos de la dolorosa Pasión de Jesús, y por eso en esta oración usamos la expresión: Por los méritos de tu dolorosa Pasión, te suplicamos, oh Señor … en cambio, no decimos: por la mediación de la Santísima Virgen, o a través de la intercesión de santa Sor Faustina, porque entonces, si lo hiciéramos así, nos estaríamos refiriendo a los méritos y a los valores de la Virgen María y de los santos, cuando nosotros debemos pedir en virtud de los méritos de su Pasión, así lo quiere el Señor. Por otra parte, las intenciones que pedimos en la Hora de la Misericordia (oración de intercesión) deberían ser coherentes con la voluntad de Dios, como también ocurre con toda oración, pues la conformidad con la voluntad de Dios pertenece a la naturaleza misma de la oración, la cual debe ser confiada y debe ir acompañada de actos de caridad hacia el prójimo, que es la condición para que podamos hablar de una verdadera devoción a la Divina Misericordia.

Jesús asoció a la oración en la Hora de la Misericordia practicada de ese modo la promesa de grandes gracias y de beneficios temporales. En esta hora – le dijo a Sor Faustina – nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión…. (Diario 1320). Y en otra ocasión dijo: En esa hora puedes obtener todo lo que pidas para ti y para los demás (Diario 1572).

Sor M. Elżbieta Siepak ZMBM

Comentarios

    Mercedes Zapata

    (4 septiembre, 2021 - 13:50)

    Muchas gracias a Dios y a todos ustedes por enriquecer mi conocimiento De Dios y su Divina Misericordia que el Señor les Bendiga en los anhelos de sus corazones y en la labor que desempeñan en estas enseñanzas y en la Consagración al Señor Rey de Misericordia Mi agradecimiento: Mercedes Zapata

    María Antonieta Navia Montenegro

    (28 agosto, 2021 - 17:53)

    Es maravilloso entrar en el verdadero conocimiento de la diferencia entre la hora a la Divina Misericordia y la coronilla de la Divina Misericordia

    Jomarga Coromoto Rondon Rojas

    (5 mayo, 2021 - 12:08)

    Aclarado hora sagrada santidad las 3.oopm debemos hacer conexión con Jesús. La Hora de extrema Misericordia las puertas abiertas para recibir el perdón de nuestros pecados y miserias.
    Permíteme Señor no abandonar nunca mi orientador espiritual. Jesús en ti confío.

    María Sequera

    (22 abril, 2021 - 10:12)

    Dios les bendiga! Si algo me inquietaba de comprometerme a realizar esta comsagracion., Era el hecho de no poder cumplir con la coronilla, gracias a ustedes ya se como debo hacerlo…gracias, gracias 🙏

    Isabel Piñate

    (21 abril, 2021 - 16:51)

    Gracias por enseñarme la importancia para Jesus de la Hora de la Misericordia y la manera de rezar alas 3 de la tarde.

    María Elena Calvachi Zambrano

    (20 abril, 2021 - 4:03)

    Gracias por ayudarme a comprender la diferencia entre la hora de la Misericordia y la oración de la coronilla.
    Pregunta: El viacrucis debe rezarse de forma completa, es decir con todas las estaciones?
    Gracias.

    Dinora Y. Fuentes

    (19 abril, 2021 - 14:44)

    Clara y bella explicación sobre la Misericordia de Jesús y la Coronilla al Padre, Yo me sentía mal si la hacía a otra hora, pero hoy ya comprendí cual hacer a las 3 de la tarde. El Señor nos siga instruyendo día a día y aprender mucho más en estos 33 días.

    Testigos de la Divina Misericordia

    (16 abril, 2021 - 11:33)

    En pocas palabras se puede decir que la coronilla es una oración potente que se dirige a Dioa Padre; pero la hora de Misericordia es la hora en la que Jesús entregó su vida por nosotros. En esta hora recordamos la Pasión de Cristo. En esta hora miramos a Jesucristo que murió por nosotros. Ppr eso la oración mas recomendada a esa hora es: el viacrucis, meditación de la Pasión de Cristo, un rato de adoración al Santísimo o una breve oración pensando en la Pasión de Cristo. En cuanto a la coronilla se la puede rezar en cualquier momento del día.

    John jairo calle

    (16 abril, 2021 - 11:25)

    Buen dias hermanitos yo entiendo bien que es lo que se quiere con la coronilla o la hora de la misericordia . Pero no entiendo que cambio hay escrito para yo diferenciar una de la otra.
    Si pueden guiar yo les agradezco hermanitos.
    Dios les bendiga.

    Teurys paulino

    (29 marzo, 2021 - 22:51)

    Buenas tardes: gracias por esta explicación tan clara sobre la coronilla y otras formas de orar en la hora de la divina misericordia, hay una creencia casi generalizada, que la coronilla se debe rezar a las 3:00 pm en punto, por eso, como cristianos debemos seguir remando mar adentro y no conformarnos en quedarnos en la orilla. Gracias y bendiciones!

    Lupita Gutiérrez

    (29 marzo, 2021 - 14:09)

    Que bella aclaración he leido en este texto y he comprendido la diferencia entre la coronilla y la Misericordia de Dios, gracias por comoartir
    Dios nos siga bendiciendo, saludos cordiales desde tabasco mexico

    Ulvia martinez

    (14 marzo, 2021 - 2:42)

    Señor de la misericordia perdona nuestros pecados. Jesús en ti confio. Jesús en ti confio.Jesús en ti confio.

    Ines Marixa Zepeda

    (5 marzo, 2021 - 13:02)

    Padre Misericordioso,Gracias infinitas por tus Bendiciones para mi familia y por los todos los milagros que nos has dado , por favor sigue llenándome de tu luz y de ese amor Misericordioso que tienes para nosotros y el mundo enteró, cúbrenos con tu manto Bendito y rociamos Tu Sangre Preciosa.🙏🏻

    Victoria Paulino

    (3 marzo, 2021 - 20:08)

    Ten misericordia Senor de cada uno de nosotros porque Él sabe cada nesecidad. Eres Grande, tu Santo Nombre tiene Poder.

    Yanira vega

    (2 marzo, 2021 - 6:51)

    Buenas aclaraciones de la hora de la misericordia .

    Que Jesús nos fortalezca y nos conduzca a una sincera conversión

    Norma Perez Ramirez

    (1 marzo, 2021 - 21:08)

    Amado Señor en tus amoroso corazón te entrego a mi familia, guialos por caminos de bien y bendición, te pido por sus proyectos, sus anhelos.

    Ana Ortiz

    (1 marzo, 2021 - 13:53)

    Por toda la familia Gerena Ortiz, amigos y por todos los pecadores. Llevanos Jesús de tu mano en en esta encomienda que nos has dado a este grupo. Gracias por invitarme.

    Lilian Hernández

    (1 marzo, 2021 - 12:17)

    Señor Jesús Bendice a mi familia 🙏no te alejes de nosotros

    Alfredo López martinez

    (1 marzo, 2021 - 11:34)

    señor te pido en este momento fortaleza para seguir tu camino perdona mis pecados pues soy débil. al igual te ruego por la conversación de los pecadores empedernidos. amen

    Testigos de la Divina Misericordia

    (28 febrero, 2021 - 21:53)

    Bendiciones Maida,
    Te responderemos por email. Pero nos puedes escribir también por email, nos dejas tu contacto whatsapp.
    refugiosegurodm@gmail.com

    Maida Sosa Mendoza

    (28 febrero, 2021 - 21:47)

    Cual es el costo de los libros para la Consagracion a la Divina Misericordia; y
    33 dias de preparacion para la Consagracion a la Divina Misericordia ????
    Oh es el mismo libro ???
    Como lo hacen llegar, porque medio ???
    Espero su respuesta

    Maida Sosa M.

    (28 febrero, 2021 - 21:37)

    Jesus por los meritos de tu Pasion, te suplico la conversion de mi hijo ( tu conoces su nombre- RJGS).
    Bendita y alabada sea tu santa Pasion.
    Jesús yo confío en ti, Jesús yo confío en ti, Jesús yo confío en ti.

    Olga Patricia

    (18 febrero, 2021 - 5:06)

    Jesús Misericordioso por Tú Pasión y Muerte te pido perdón de todos mis pecados… Mis dolores Espirituales y físicos, por los bulis… Rechazos, por La Conversión y liberación de mi sobrino de los vicios, se aleje de las malas compañías… Para que se ponga a estudiar… Por la restauración de la salud de mi Madre… Amén. Amén. Mi restauración económica… Sólo lo necesario que necesite… para mi subsistir… AMÉN. AMÉN..

    José Bernardino

    (16 febrero, 2021 - 23:20)

    gracias por compartir estas bellas oraciones para seguir pidiendo a mi señor Jesús por todos los enfermos y por nuestros familiares. Dios les bendiga. Jesús en ti confio, Jesús en ti confio, Jesús en ti confio. Amén amén amén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *